Ahorre energía eléctrica y gas en el uso de sistemas calefactores o aire acondicionado

Llega esa época del año en que el frío aparece y debemos hacer todo lo posible por mitigarlo lo más que se pueda, y ahorrar-dinero-en-calefaccion-2abrigarse es de suma importancia en todo sentido, con la ropa adecuada y sobre todo, tener un entorno en el hogar cálido la mayor parte del tiempo.

Trucos y consejos para ahorrar dinero en calefacción durante los meses de invierno

Es aquí donde entra la relevancia de la calefacción, y es que a través de los distintos sistemas que podemos usar, no cabe duda que emplearán una importante cantidad de energía eléctrica o gas, según sea el caso. Por ello, es trascendental saber algunos trucos para mejorar la eficiencia energética en tales aparatos, para así poder ahorrar algunos pesos en la factura mensual.

Revisar la instalación de la calefacción en el hogar u oficina y darle mantenimiento

Antes de que entren los meses fríos, es fundamental dar una revisión rápida a tu sistema de calderas, radiadores o suelo radiante, sabiendo que es complicado hacer un cambio total de tales sistemas, pero aun así podrías hacer algunas modificaciones, ajustes o mantenimiento para percibir un ahorro energético sustancial.

ahorrar-dinero-en-calefaccion-3Se recomienda que la caldera sea revisada por un profesional de confianza, ya que implica un conocimiento básico del tema. De hacerlo bien, el rendimiento de la caldera se verá maximizada y optimizada. Si esta ya es muy vieja, es posible que requiera de un cambio total. Compra aquella que garantice un consumo menor de energía y que su capacidad de calentar un sistema radiante o calefactor sea satisfactorio; si necesitas hacer un desembolso importante como inversión, adelante, recuerda que en un determinado plazo recuperarás ese dinero.

Los radiadores de la calefacción inactivos o en mal estado generan pérdidas de energía y dinero

Estos necesitan purga después de un periodo inactivo, eso es normal, ya que durante los meses de calor, no los usamos, y por lo tanto se llenan de aire. ¿Qué pasa cuando no los purgas? Simple y sencillamente el sistema calefactor no calentará lo que debe, a la vez que producirá pérdidas energéticas importantes, y eso se traduce en fugas de dinero. El termostato exige una temperatura dada, y la caldera la proporciona, y si no se llega a dicha temperatura, se sobre-esforzará, generando excesos y picos altos de energía.

Para purgar los radiadores solo necesitarás un destornillador, con el cual los abrirás hasta que salga todo el aire que se haya acumulado todo el tiempo en que no se usó; solo ten cuidado con el agua que goteará del radiador, pon una ahorrar-dinero-en-calefaccion-4cubeta debajo del mismo para mayor seguridad. Pronto tú mismo notarás que la presión del agua se modificará y cuando pase esto, ve a tu caldera y abre la llave de presión hasta que alcance los 1 o 1.5 bares; ese sería el rango más idóneo.

No obstruyas tu calefacción

Cuando se acerquen las temporadas invernales, trata de organizar muy bien tus espacios, sobre todo donde se encuentre el sistema calefactor o radiador. Lo ideal es que los objetos que tienes en casa como muebles, no obstruyan la salida del calentador, después de todo, el aire caliente tiene que circular de la manera más óptima. Así también, se recomienda que tus sillones, sillas o cualquier elemento de estancia, los ubiques de forma estratégica, para que en el momento que tú, tu familia o invitados estén ahí, perciban el calor lo más que se pueda.

Por ningún motivo uses a tu radiador como perchero o tendedero, porque la ropa que pongas ahí solo obstruirá el aire caliente, y hará que el calentador trabaje de más, empleando más energía de la necesaria.