Mantener el clima adecuado en el hogar, las oficinas y comercios y en la industria, es esencial. Sobre todo, en las próximas épocas invernales donde la temperatura llega a bajar en algunos sitios casi a los cero grados centígrados. Para mantener un clima templado es necesario el uso de un calentador que aumente la temperatura del aire y la mantenga por largos periodos.

Te damos nuevamente la bienvenida al Blog de H2O TEK, un espacio diseñado por nuestros especialistas para ti, en donde encontrarás información acerca de nuestros productos y servicios. En la entrada de hoy te hablaremos sobre los calentadores y los distintos tipos que existen, para que puedas encontrar el ideal para ti y disfrutes de un clima perfecto en tu hogar, oficina o industria durante el próximo invierno.

Así como el aire acondicionado es esencial en las épocas calurosas de verano, durante parte del otoño y el invierno se requiere de un calentador para tener un ambiente adecuado en el hogar, en las oficinas y en las industrias. Para realizar la calefacción existen distintos tipos de dispositivos que varias dependiendo del funcionamiento que tienen y la forma en la que calienta en aire.

En la actualidad en el mercado están disponible los productos que funcionan con gas (natural o LP) o Diesel, con electricidad, de forma radiante y las bombas de calor. Todos estos sistemas de calefacción son totalmente funcionales, pero su eficacia depende del lugar donde serán utilizados. Para elegir el calentador adecuado para tus necesidades de climatización debes combinar el ahorro y la calefacción que ofrece el dispositivo. Es indispensable tener en cuenta algunas variables.

En primer lugar, se debe tener en cuenta el tipo de clima de la zona en la que habitamos. En México de una región a otra la temperatura a la que llegan los inviernos varia de manera drástica. No es lo mismo una temporada fría a 12 o 13° C a una que puede llegar hasta los cero grados. También es necesario tener en cuenta el espacio disponible, tanto para colocar el calentador como del que va a climatizarse. Entre más grande sea la casa u oficina, mayor calefacción debe proporcionar.

Algunos modelos requieren de un suministro de agua caliente, por lo que debes considerar si la zona donde lo colocaras cuenta con la infraestructura para suministrarlo o requieres hacer modificaciones. Asimismo, a veces se requiere realizar algunas obras para colocarlos, por lo que se necesita disponer de las posibilidades técnicas.

Tipos de calentadores

Como mencionamos existen distintos tipos, de los cuales hay distintos modelos. En H2O TEK contamos con una amplia gama de modelos que funciona a base de electricidad, gas y Diesel.

El funcionamiento de la calefacción eléctrica es cuando una corriente eléctrica es convertida en calor mediante un aparato eléctrico, el cual tiene dentro una resistencia por la que pasa la corriente. Cuando la corriente eléctrica pasa a través de la resistencia, gran parte se convierte en calor que es transferido a una corriente de aire para calentar el ambiente. Existen cuatro métodos para la calefacción eléctrica:

  • Sistemas de radiación. Los más utilizados son los llamados radiación por suelo y techo. Funcionan con un intercambiador de calor. Al encenderse, el sistema radiante hace que la corriente fluya por medio de un material conductor de calor, el cual calienta el suelo o la pared. El aire que entra en contacto con la pared o el suelo se calienta y extiende la temperatura mediante un proceso de convección.
  • Convección forzada. En estos modelos se utilizar un ventilador que fuerza la entrada de aire a un calentador para entrar en contacto directo con la resistencia. El aire que fluye se calienta y es devuelto al exterior. Tiene la desventaja de que el ventilador hace ruido cuando está encendido y debe ser colocado alejado de mueble. Además, gran parte de los modelos no cuentan con termostatos para autorregular el flujo del aire caliente.
  • Radiación (radiadores eléctricos). Antes de calentar el aire calienta un determinado objeto. Suelen ser los más efectivos. No hacen ruido, pero debido a que carecen de una protección de sobrecalentamiento suelen ser peligrosos si hay objetos cercanos. En caso de ser usados en habitaciones grandes con poca actividad humana suelen ser los más adecuados.
  • Calentadores por convección. Este es el más seguro de todos. Puede ser empelado por largos periodos de tiempo sin riesgos. No hace ruido y es ideal para áreas cerradas. El método en que calienta el ambiente es mediante un proceso de conducción que se suele ir al techo.

Otro tipo de calentador es el radiante, son muy populares y es uno de los de uso más común. Son confortables al momento de calentar hogares y oficinas. Son eficientes en cuanto al uso de energía, por lo que pueden reducir costos al momento del consumo de energía eléctrica. Funcionan mediante un proceso llamado de transferencia directa de calor a una superficie fría.

Sus modelos se dividen en dos formatos: los radiadores (compuestos por paneles) y los de suelo radiante (de mayor tecnología, pero son muy complejos). Los últimos requieren de una obra para su colocación. Funciona al proporcionar calor de manera directa al suelo o a los paneles. Existen tres tipos distintos que se diferencian por el tipo de instalación que requieren.

  • Suelo radiante-agua. Son los más económicos y por ende los más comunes. Funcionan mediante un calentador que toma las temperaturas del agua, la cual es bombeada a través de un sistema de tuberías colocadas debajo del suelo. Dependiendo el modelo se puede regular la temperatura al regular el flujo de agua.
  • Suelo radiante-aire. Debido a su costo son únicamente en las industrias. Funcionan de manera similar a los anteriores, pero utilizan aire en lugar de agua. Pero tienen la desventaja de que sólo pueden utilizarse durante el día. Por lo que se requiere de otro tipo de calentador para la noche.
  • Suelo radiante-electricidad. Este tipo emite el calor desde bajo de la superficie del suelo mediante una serie de resistencia eléctricos o paneles. Sólo es utilizados en suelos de concretos que conservan de manera adecuada el calor.

Los calentadores de gas son el método de calefacción más cómodo, limpio y seguro que puede instalarse en los hogares y las oficinas. Para su instalación se requiere de una caldera de gas que se conecta a un sistema de tuberías por el cual circula agua. La caldera de gas calienta el agua que circula a través de las tuberías hasta radiadores que irradian el calor hacía el aire.

El agua que se enfría de manera eventual regresa a la caldera donde vuelve a calentarse y de esta manera se crea un flujo cíclico. Los radiadores se colocan en las distintas habitaciones y al no generar calor por si mismo no emanan gases u otros tipos de sustancias. No todas las calderas de gas son iguales. Dependiendo el modelo será su potencia y permitirán aprovechar en mayor o menor medida el consumo de gas.

Las calderas pueden funcionar con gas LP (siglas de Licuado del Petróleo) o con gas natural, en las zonas donde exista el suministro. No hacen ruido y pueden calentar distintas zonas a la vez. Suelen ser sistemas económicos y muy eficientes y no perjudican la salud.

Otro método para calentar el ambiente son las bombas de calor. Este tipo de calentador, a grandes rasgos, se describe como una máquina basada en un ciclo de generación reversible que cuenta con dos partes fundamentales, un foco caliente y un foco frio. Transfiere la energía térmica de una fuente fría a otra caliente. Su funcionamiento es igual a la de un refrigerados, únicamente que a la inversa. Cuando se le aplica una corriente eléctrica uno de los focos aumenta la temperatura y el otro la disminuye. Existen cuatro tipos de bombas de calor, las cuales son:

  • Bomba de calor aire-aire. La cual toma el calor del are exterior y los transfiere al aire del interior que debe calentarse.
  • Bomba de calor aire-agua. Toma el calor del aire y lo transfiere a un circuito de agua que abastece un suelo radiante.
  • Bomba de calor agua/agua. En este tipo de bomba de calor, el sistema toma la energía de un circuito de agua en contacto con un elemento caliente para transferirlo a otro circuito de agua. Es el sistema adoptado por las bombas de calor geotérmicas.
  • Bomba de calor agua-aire. Donde se toma el calor del agua, como en la anterior y es transferido directamente al aire del lugar que debe calentarse.

La desventaja de las bombas de calor es que su rendimiento decrece a medida que la temperatura del foco frio baja y en algunas zonas no son efectivas.

Como hemos visto, existen una gran variedad de calentadores que pueden ser utilizados durante las temporadas invernales en el hogar, oficina o industria. Teniendo en cuenta sus ventajas elige el adecuado para instalar, que cumpla con tus necesidades. Los mejores y más eficientes diseños podrás encontrarlos en H2O TEK, contamos con modelos de nuestra propia marca fabricados con los materiales de la más alta calidad. Nuestros distintos modelos pueden ser usados para residencias, comercios o para industrias.

Asimismo, brindamos el servicio de soporte mediante nuestro equipo de técnicos e ingenieros altamente capacitados en cualquier tipo de necesidades de los productos que fabricamos y distribuimos. Todos nuestros productos cuentan con la más amplia garantía y la mejor eficiencia y confiabilidad del mercado.

Puedes adquirir nuestros productos en nuestra tienda en línea o en cualquiera de nuestras sucursales distribuidas en las ciudades más importantes de la República mexicana. También contamos con distribuidores en Estados Unidos de América, Costa Rica, Colombia y Perú. Si tienes dudas sobre como comprar en nuestra tienda en línea o requieres más información acerca de nuestros servicios y productos puedes contactarnos a través del chat en línea que ponemos a tu disposición en nuestro sitio web.

Asimismo, estamos a tus ordenes en nuestras líneas telefónicas, correo electrónico y un formulario en el sitio web. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales para conocer las novedades de nuestros productos y promociones. De igual manera te invitamos a que continúes leyendo nuestro blog para conocer más sobre nosotros.