Es importante que el confort y sostenibilidad ambiental converjan en un solo punto, para evitar llegar a un tope de no retorno en cuanto al cambio climático. Por ello, es mejor que desde ahora, se adopten tecnologías mucho más eficientes en calefactores y aire acondicionado, ya que las mismas organizaciones ambientales dicen, que usar esa clase de aparatos, al menos nos restan ocho años de emisiones contaminantes hacia la atmósfera. A cada tic tac del reloj, estamos acercándonos a un punto crítico para la humanidad.

Entes de investigación científica como la Agencia Internacional de Energía, estima que en un par de décadas más, la energía generada de tan solo calefacción y aire acondicionado, será lo mismo que generan países como China e India. Una clara consecuencia del calentamiento global, mientras peligrosamente nos acercamos al punto de no retorno en cuanto al cambio climático; al menos así lo estipulan los científicos ambientales más empeñados en estudiar esta situación.

Asimismo, muchas empresas no se han dado cuenta o no quieren, que están gastando de más en el consumo energético debido a sus ya obsoletos aparatos. Cuando pareciera que estamos en una era de transformación, o al menos deberíamos estarlo, todavía se pueden ver edificaciones de trabajo muy descuidadas, con sistemas de climatización sucios que pueden representar un brote de infección y afecta a muchas personas que laboran ahí, con calefactores o aire acondicionado de deficiente uso.

Consecuencias del calentamiento global

Una de las consecuencias del calentamiento global, es precisamente el incremento de temperaturas a niveles insoportables, o caso contrario, a inviernos cada vez más crudos, que nos hace prender los calentadores durante la mayor parte del día. Irónicamente esto aumenta aún más la contaminación y su subsecuente cambio climático; el solo hecho de usar nuestros dispositivos como celulares y computadoras para acceder a nuestras redes sociales, estamos contribuyendo de forma globalizada, a un gasto energético mundial.

Por lo menos, ya debería haber avances significativos en la climatización, que es cierto, sigue avanzando. También se debe exhortar a la población y a las empresas, a que adopten dispositivos que sean más amigables con la ecología planetaria y la misma economía, como el uso de Mini Split Inverter, calefacción con ahorro energético e incluso humidificadores inteligentes.

Precisamente, algo con lo que se está trabajando es en la sustitución de los refrigerantes empleados en la actualidad, que son a base de líquidos, por materiales sólidos, que se puedan enfriar y calentar dependiendo del uso, a través de ciclos de compresión y expansión. Las fugas de los refrigerantes líquidos en aire acondicionado y sistemas de calefacción, son una realidad a la que tenemos que afrontar.

Uso de aire acondicionado con minerales

Científicos de algunas universidades, han trabajado con perovskita, que es un mineral compuesto con trióxido de titanio y calcio; material muy empleado en celdas solares actuales. Si se logra aplicar este elemento, podría haber una revolución en el funcionamiento de sistemas de climatización, y es que esta perovskita, reacciona de forma muy fácil ante las bajas presiones, permitiendo un enfriamiento sustancial con solamente 70 bares; esto evitaría fugas y disminuiría notablemente la energía que precisan los calentadores y aire acondicionado actual.

Asimismo, los materiales radiantes son los que podrían evolucionar de forma más rápida a los distintos aparatos para climatizar que utilizamos en casa y los más industriales que se emplean en ese sector laboral. Investigadores de universidades estadounidenses, han llegado a la conclusión que se puede usar la misma atmósfera como una especie de conductor para disipar el calor que se recibe durante el día, a través de materiales radiantes, que por medio de infrarrojos, permitan un descenso de temperatura en la superficie; de hacerse bien, ellos mismos dicen que es posible llegar a ahorrar hasta un 70% de la energía que se usa para Mini Split frío y calefacción.