Uso de calefacción y aire acondicionado en caliente para invierno

Los umbrales de resistencia a ciertas condiciones climatológicas pueden variar de persona a persona, dependiendo de su genotipo y otras condiciones. Lo mismo va con las mascotas como perros, porque se ha comprobado que no solo depende de la raza, sino del tamaño del canino en cuanto a su resistencia al frío o calor. En ese sentido, debe haber cuidados en el hogar y en los mismos centros donde están estos animalitos.

calefaccion-para-perros-3El tamaño del perro y la región donde viva dependerá mucho de su salud ante las inclemencias del clima. En lugares preponderantemente gélidos, habrá que tener un control de temperatura ideal, para que las mascotas no sufran frío. La calefacción y en general un buen sistema de climatización, serán fundamentales en casa y en perreras.

De acuerdo a algunas investigaciones, los perritos de raza chihuahua, pueden sufrir severos cambios en su salud, cuando son expuestos a cambios abruptos de temperatura. El rango en el que se sienten cómodos es entre los 10 y los 15 grados centígrados, incluso en los 7 grados, pero cuando va decreciendo a partir de ahí, el ambiente climático resultará riesgoso para el animal. De uno a cuatro grados, el frío es peligroso, de -1 a -4, el perrito sentirá un notable frío, con claros síntomas en su pequeño cuerpo; cuando el clima se perciba a -5°C o menos, las razas pequeñas corren riesgo de enfermarse e incluso algo peor, por lo que deberán ser resguardadas en un clima relativamente cálido.

Lamentablemente, las condiciones en las que están muchos de estos animalitos, incluso en centros de adopción, o la misma venta en centros comerciales, suelen sufrir cuando las condiciones climáticas internas no son las adecuadas, en ese sentido, es fundamental que estos lugares cuenten con buena calefacción y aire acondicionado en general.

calefaccion-para-perros-2Los perros de tamaño mediano poseen más resiliencia ante las bajas temperaturas. Por ejemplo, razas como los Golden Retriever o labradores que tienen buen pelaje, u otras que no tanto, como bulldog francés, beagles, entre otros, su umbral de frío tendría que llegar hasta los -9°C o -12°C. Sin embargo, los cambios bruscos en las condiciones térmicas, podrían hacer mella en su salud. Los canes todavía más grandes en tamaño, como gran danés o San Bernardo, son más resistentes, pero también tienen sus umbrales de resistencia y tiempo de exposición.

Se ha encontrado que en algunas partes de Estados Unidos, los perros no sienten las nevadas, sino su salud se puede deteriorar en las heladas posteriores a esos fenómenos meteorológicos, llevándolos a una posible hipotermia. Humanos y animales poseemos un rango de temperatura que es normal, y cuando esta decrece o aumenta será esencialmente peligroso. Los perros son homeotermos, con alta capacidad para regulación de temperatura corporal. Este termostato natural los ayuda a combatir climas relativamente extremos, incluso sin necesidad de calefacción. Sin embargo, el riesgo de hipotermia es latente, y usualmente en estos casos se dividen en dos:

calefaccion-para-perros-4La hipotermia primaria es una baja de calor corporal en perritos, que se da por una exposición prolongada a bajas temperaturas. Lo importante no sería la temperatura del clima en sí, sino el tiempo que aguantan bajo tales condiciones. Ahora, si el ambiente es demasiado gélido, y a la vez se combinan con otros factores como viento o lluvias, invariablemente nuestras mascotas sufrirán frío por convección o conducción (contacto con superficies frías). Es trascendental que en perreras, centros de adopción y en la misma casa, se cuente con una muy buena calefacción.

La hipotermia secundaria en animales, es derivada de otras cuestiones que no tienen que ver con el clima, sino con medicamentos, cirugías o enfermedades que se van presentando en los perros, que les impiden una adecuada producción de calor corporal.