Entre más pérdida de calor o energía, más gasto de dinero; el aprovechamiento de la misma es un tema fundamental en estos tiempos. Cuando usamos sistemas calefactores o aire acondicionado, lo menos que deberíamos de desear es que existan pérdidas de energía, ya que eso forzaría eventualmente a las máquinas u otros sistemas de climatización a trabajar de más, generando más costos de electricidad y gas.

Puntos a considerar para que haya menos pérdidas de calor en la calefacción

Ahorrar en calentamiento con el uso de cubiertas para invernadero

Calefacción en invernaderos

Calefacción en invernaderos

Cuando hablamos de cubiertas de invernadero, es obligatorio que tengamos que mencionar aquellas que están hechas a base de policarbonato, porque está comprobado que estos objetos son capaces de disminuir al máximo las pérdidas de calor que se pueden suscitar en los invernaderos y más en épocas de frío; la cubierta de policarbonato es capaz de ahorrar energía calorífica de lo calefactores hasta en un 45%, eso es mucho, al menos en comparación con los de polietileno.

Instalación de  módulos conectados en serie para disminuir las pérdidas de energía

Está comprobado que las pérdidas de calor/W/BTU suceden mayormente en invernaderos únicos o aislados; obviamente esto sucede porque los vientos gélidos atacan por todos los lados del mismo. En ese sentido, lo que se recomienda es tratar de emplazar módulos de invernadero, aunque cada uno de estos posean un tamaño menor. Se estima que si se ejecuta un plan como este que implique la instalación de

Sistema de calefacción

Sistema de calefacción

tres invernaderos como mínimo, la pérdida calorífica se dará en apenas unos 230.000 W aproximadamente, mientras que un módulo único de invernadero perdería alrededor de 294.500 W; todo esto, llevaría a un ahorro de hasta un 22% de energía. En esencia, estas vendrían siendo las diferencias significativas de ahorro energético entre un módulo de invernadero único con respecto a módulos en serie de al menos tres invernaderos.

Evitar fugas e infiltraciones que provoquen pérdidas de calor generando excesivos gastos de dinero en calefacción

Otro modo de decirlo es “intercambio de calor”. Este es un fenómeno físico que sucede entre dos cuerpos, el cual uno incide sobre otro para que se pierda o gane más energía. Por ello, es importante decir que si usted cuenta con un invernadero de construcción antiguo, y que esté protegido por cristales de la misma época, habrá una certeza de que las pérdidas de energía en el interior del recinto serán por lo menos 1,5 veces más de lo usual, incluso llegando al triple de pérdida de calor o hasta 4 veces, en

Calefacción invernaderos

Calefacción invernaderos

comparación con estructuras más modernas, con cubiertas actualizadas de vidrio o polietileno. Es importante la renovación de esta área para beneficio de nuestras plantas y demás cultivos, si no se pudiera por el momento, entonces deberemos recurrir a sellos para cubrir los orificios que generen fugas o filtraciones, lo cual nos lleva a otro punto…

Aislamiento. El más recurrente es el poliestireno por sus fantásticas propiedades para aislar. Esta clase de material se puede ubicar en el pase de los lados del invernadero, así como en el mismo suelo, teniendo cuidado de no bloquear la planta ni sus raíces; también sería buena idea recurrir a…

Cortavientos. Esenciales si queremos que los vientos fuertes del invierno no incidan demasiado en nuestros cultivos. Cualquier barrera física serviría, aunque si se pueden plantar árboles alrededor de nuestra área de invernaderos, entonces qué mejor que una barrera natural para frenar los vientos gélidos.

Mantos de protección para conservar la energía calorífica y evitar gastos excesivos de calefacción

¿Qué es una radiación de onda larga? Es el fenómeno de pérdida de calor dependiendo de las condiciones climáticas del exterior. Dichas ondas serán capaces de absorber el calor cuyas condiciones sean de noches despejadas, por lo que el invernadero no conservará la energía como se requiere; por otro lado, si la noche es nublada, dichas ondas se atraparán, por la barrera natural que proporcionan las nubes. Esto lo podemos trasladar mediante barreras o protecciones artificiales, a través de cortinas que permitan el rebote de las ondas largas hacia los mismos cultivos, para que no pierdan calor. Estos elementos tienen la dualidad de ofrecer la misma protección durante el verano, para evitar la radiación

Invernaderos

Invernaderos

solar excesiva y proporcionar sombra y frescura a las plantas.

Control ambiental de radiadores y demás calefacción para ahorro energético en el invernadero

Este último tópico es demasiado importante. No solo se trata de tener a punto el sistema calefactor o de aire acondicionado, ya que los mismos termostatos y sensores son igual de fundamentales para que nuestro invernadero, pequeño o grande, industrial o casero, estén funcionando sin problemas durante todo el año.

Es trascendental calibrar los sensores para que hagan las lecturas adecuadas de la temperatura, porque estos mismos inciden de forma directa en el funcionar de los sistemas calefactores. Si no están trabajando bien los sensores, puede pasar una de dos cosas: 1. Que obliguen a los sistemas a forzarse demasiado, lo que indudablemente llevará a gastos energéticos y monetarios significativos, o, 2. Que los calentadores no ofrezcan la potencia y frecuencia que se requiere, dejando a las plantas con temperaturas muy bajas, ayudando a la aparición indeseable de enfermedades y plagas, que afectarán su desarrollo durante el invierno. Asimismo, hay que checar los calentadores, ventiladores y demás sistemas, para que operen correctamente.