¿Realmente es tan complicado combinar un confort térmico de calor y aireación, y al mismo tiempo tener un ahorro de energía al usar los aparatos? Pareciera que eso es complicado, y más en estas épocas, cuando aparecen oleadas de calor más latentes o frentes fríos más pronunciados.

Existen métodos que son naturales, y que se pueden adaptar perfectamente al uso de dispositivos de calefacción o sistemas de ventilación que tenemos en el hogar. Solo hay que conocer un poco acerca de dichos métodos, para tratar de sacarles el mayor provecho posible.

fenomenos-termicos-para-ahorrar-calefaccion-2¿Cómo se puede sacar provecho de la estratificación térmica para no gastar en calefacción?

En una edificación con cuartos cerrados, se puede presentar cierto fenómeno natural al cual le podemos sacar mucho provecho, este se denomina: estratificación térmica. Para que esto se cumpla en mayor medida, se necesitan dos áreas conectadas entre sí, pero que estén en alturas diferentes. Como resultado se tendrá una mayor sensación térmica en la parte de arriba, y entre más altura posea dicha habitación, será más caliente.

Por ejemplo, en verano, a una determinada hora del día, colócate en un cuarto de arriba, y notarás el piso más caliente, y la planta baja estará más fresca; esto pasa porque es natural que se presente una renovación de aire en la planta baja. A este fenómeno en particular se le llama: ventilación convectiva. Esto lo podemos aprovechar, en vez de poner los ventiladores a todo lo que dan. Esto durante el invierno, también lo podríamos aprovechar y ahorrar en calefacción.

El fenómeno del calor de vaporización

Existen ciertos cuerpos o elementos que son susceptibles a cambiar su estado líquido a gaseoso de forma casi instantánea, como ejemplos, está nuestro propio cuerpo, las plantas y el agua. Cuando esto pasa, el lugar se refrescará por dichas transpiraciones que eliminan el agua en forma vaporizada.

Tan solo hay que comprobar aquellos lugares que poseen plantas o cuerpos de agua como fuentes y demás. Estas zonas siempre estarán más frescas, es natural y le podemos sacar provecho de manera satisfactoria, solo hay que planear muy bien los espacios cerrados en nuestro hogar u oficina.

¿Cómo ahorrar en calefacción y ventilación con ayuda de fenómenos y efectos térmicos naturales?

¿Cómo ahorrar en calefacción y ventilación con ayuda de fenómenos y efectos térmicos naturales?

Sacar provecho del efecto de amortiguamiento del suelo para evitar variaciones de temperatura en un edificio y ahorrar en calefacción

O sacar provecho de la inercia térmica del suelo. Esto también aplicaría para un ahorro de ventilación. Es verdad que es un poco complicado, porque implican prácticas de construcción no muy comunes, pero que de lograrse, sin duda beneficiarían enormemente a nuestro confort térmico, sin necesidad de recurrir en demasía a los aparatos que tenemos en casa, como calefactores, ventiladores y el mismo aire acondicionado.

Tal efecto climático del suelo, hará detener o retardar los cambios de clima en cualquier época del año. Por ejemplo, para que no exista una variación tan marcada en

¿Cómo ahorrar en calefacción y ventilación con ayuda de fenómenos y efectos térmicos naturales?

¿Cómo ahorrar en calefacción y ventilación con ayuda de fenómenos y efectos térmicos naturales?

el transcurso del día a la noche, se esperaría que el suelo de la vivienda o edificio cuente con un grosor de al menos 20 centímetros; si se desea retardar una variación de temperatura entre días que posean distintos niveles térmicos, entonces el grosor debe ser de al menos 80 centímetros; por otro lado, si se necesita que los impactos térmicos no se sientan tanto de una estación a otra, por ejemplo de invierno a verano, entonces se precisará de un suelo con espesor de al menos seis metros.

El manejo de microclimas dentro del hogar o la oficina, es algo con lo que podemos lidiar de forma relativamente fácil. Para que eso suceda, es trascendental conocer nuestro entorno en todos aspectos, y cómo es que los climas regionales afectan la temperatura interna de la casa, solo así, podríamos echar mano de alternativas naturales, que se complementen muy bien con los sistemas de climatización que poseemos en el hogar o lugar de trabajo.