Abastecer las demandas de aire caliente para el invierno o incluso para procesos industriales, es más complicado de lo que parece, y muchos de esos casos se deben a las dimensiones internas de las zonas industriales, que no empatan con la capacidad del aire acondicionado o calefactores.

Desestratificadores

Desestratificadores

De hecho existe un fenómeno que se llama estratificación, donde el aire caliente debido a la convección y las corrientes, se aglomera en la parte superior de un edificio, y obviamente si la altura es muy grande, entonces las personas que están abajo sentirán un frío incómodo, haciendo a cualquier sistema ineficaz e ineficiente, propiciando un gasto energético importante.

Existen elementos que se pueden incluir en una nave industrial, para evitar dicho fenómeno, que se denomina <<desestratificador>>. De este modo, inclusive con la adaptación de aire acondicionado portátil en modo calor, se podría obtener un rendimiento aceptable en una nave industrial de importantes dimensiones, aunque para equipos portátiles, lo mejor sería situarlos en instalaciones que no son muy altas.

Los desestratificadores o ventiladores de techo reversibles, son sistemas especiales que son ideales para naves industriales que tienen calefacción con altos volúmenes de aire e importante consumo energético. Tener estos dispositivos, garantizan que el aire caliente no se estratifique en la parte superior de la instalación industrial. Es importante no confundirnos, porque no todos los ventiladores de techo son desestratificadores.

Existen muchas ventajas en el uso de dicha tecnología, como un ahorro de hasta un 35% en calefactores, con un aumento de hasta 6°C. Además, no requieren de mucho espacio, si se trata de instalar en instalaciones pequeñas o medianas. Aprovecha el calor del techo para calentar el suelo y a los trabajadores, incrementando el rendimiento de

Desestratificadores y calefacción en industria

Desestratificadores y calefacción en industria

manera impresionante, incluso en climatización en caliente convencional o básica.

Estos se pueden adaptar junto a dispositivos que a continuación mencionaremos, adaptables a grandes superficies, como naves industriales y áreas estratégicas especiales, como laboratorios y plantas de tecnología computacional.

Tipo de calefacción ahorrativa y eficaz para naves industriales

Calefacción a gas a fuego directo

Estas unidades tipo colgantes son ideales para espacios amplios en zonas industriales, donde el aire caliente debe ser constante para confort de los trabajadores, ya que la inyección del aire es horizontal, con ida y vuelta, por lo que abarca la mayor parte de la zona a cubrir. También tienen la ventaja de que se puede controlar la temperatura de forma gradual, y si se le integran sensores, entonces la automatización en la dosificación térmica, será muy satisfactoria, conllevando un ahorro energético importante, y más en temporadas invernales.

Es importante que al momento de adquirir una unidad como esta, tengan ciertas garantías para su buen uso y

Calefacción en industria

Calefacción en industria

duración. Por ejemplo, que posean doble sistema de seguridad y que sean capaces de adecuarse en cualquier espacio colgante, no importando si es invernadero o una nave industrial. Por otro lado, los ventiladores axiales deberán ser los más silenciosos del mercado, claro, sin sacrificar el dinamismo de las aspas y el motor.

Aire acondicionado portátil industrial con modo calor

Este sistema es ideal para todo tipo de instalación, entre ellos, zonas industrializadas de ciertas dimensiones. Es decir, que si dichas naves no poseen mucha altura, entonces estos dispositivos son perfectos, con un ahorro energético importante. Por otro lado, cuando la altura de los recintos es más elevada, entonces se tendría que recurrir a los antes mencionados, desestratificadores.

Al adquirir estos aparatos de climatización industrial, hay que estar seguros que tengan un diseño para enfriamiento o calentamiento para abastecer fábricas y otras grandes edificaciones. Igualmente es importante que sea fácil de manipular y mover por todo el entorno, al que se le pueda incorporar gas ecológico, para un ahorro energético más sustancioso.