Es muy molesto que llegando a la casa tengamos que prender los distintos calefactores en cada una de las habitaciones para obtener el confort que necesitamos, o tener la necesidad de prender el aire acondicionado a su máximo, lo que genera mucha energía y dinero. Es esencial empezar a ahorrar en tales aspectos, por el bien de nuestra economía y ecología.

Calefacción en el hogar

Calefacción en el hogar

¿Cómo funciona la convección dentro de la calefacción y cómo nos ayuda a ahorrar energía?

Un calefactor convencional irradia calor a un área de manera intensa, y en algunos casos, llega a forzar su funcionamiento, generando picos altos de energía, reflejándose en la factura mensual de gas o electricidad.

Ahora, un sistema que funciona con calor de convección, posee la característica de envolver todo un ambiente, hasta llegar a la sensación térmica necesaria o requerida por cualquiera que esté en la casa. Lo que impresiona es la estabilidad de la temperatura, con los pocos huecos temporales o de espacio, siendo un funcionamiento muy homogéneo.

Dentro del mundo de la calefacción, han venido ciertas tecnologías a revolucionarlo, estamos hablando de los emisores térmicos y los calentadores de panel eléctrico, que a decir verdad, se puede decir que están muy emparentadas entre sí. Ambos son muy amigables con el medio ambiente, ya que no producen monóxido de carbono, ni cuanto residuo dañino para el planeta.

Los emisores térmicos, tienen la propiedad de conservar el calor por mucho más tiempo, al menos comparado con los calefactores normales, que todos conocemos. Además, ahorran mucha energía, no solo por su característica

Zonas de mayor calor en el hogar

Zonas de mayor calor en el hogar

envolvente, sino también por el termostato inteligente, que permite una programación con anticipación, antes de siquiera llegar a la casa u oficina.

Se pueden adquirir con material aluminio, cuyas propiedades en sus materiales, permiten con precisión, calentar un ambiente más rápido de lo usual, pero asimismo, poseen el inconveniente de que no durarán mucho tiempo con la misma temperatura, debido a los mismos materiales conductivos. Por otro lado, están los que usan fluido, y su esencia es que disipan el calor con mucha más regularidad, por la capacidad de conservar el calor líquido en el interior del sistema, aunque, comparados con los primeros, tardan un poco más en llegar a la temperatura deseada.

Calentador de panel eléctrico para una calefacción constante y ascendente

Ahora, hablemos de los calentadores con paneles eléctricos que se pueden montar en las paredes. Al igual que los antes mencionados, emplean tecnología convectiva, lo que permite una natural ascensión del calor generado

Calefacción en áreas infantiles

Calefacción en áreas infantiles

entre el dispositivo y el muro, dando paso a que la corriente del aire, lleve el flujo de calor por toda la habitación; dicha elevación del calor, se va acelerando a razones de metros por milésimas de segundo, por ello, se le llama calor envolvente.

Las razones de esta conveniente tecnología son muy concretas. A diferencia de los aparatos convencionales, esta clase de calefactor produce la mayor parte de su energía por atrás de su sistema (90%), mientras que el 10% se produce desde el frente del mecanismo. Este proceso de irradiación ascendente envolvente y homogénea, otorga un beneficio económico, energético y ecológico.

La calefacción por paneles eléctricos, es ideal para aquellos lugares que requieren de un ambiente suave, nada tóxico, como lo son guarderías, escuelas y hospitales. Esto es importante, porque una de las tantas ventajas de esta tecnología, es que no producen metales ni químicos que resulten nocivos para la salud de las personas. Además, no hay riesgo de oxígeno quemado, por la acción de secado del aire, lo que algunos otros sistemas calefactores sí llegan a crear. No hay peligro de inflamabilidad, o cualquier otro riesgo que tenga que ver con el gas.

Calentador de panel eléctrico: eficiente, ecológico, altamente decorativo, adaptable a cualquier tipo de espacio, para que se combine perfectamente con el entorno de la casa u oficina, convirtiéndolo en un elemento vistoso y elegante.