La calefacción solar se está convirtiendo en tendencia en nuestro país a causa de las diversas situaciones en las que las ciudades mexicanas se han visto envueltas en los últimos meses, en las que la contaminación está implicada. Se trata de algo sin duda benéfico, pues tal tendencia se entiende como un proceso de concientización de los civiles por intentar poner en práctica soluciones individuales para reducir sus impactos en el medio ambiente. Sin embargo, existen otras razones por las que deben apostar por la tecnología de calentamiento solar en sus hogares, las cuales mencionaremos en esta nueva entrada de nuestro blog que esperamos les sea de utilidad.

Parte de lo que hace que el agua sea tan esencial para la vida es su capacidad para ser portadora de otras cosas. Llamado el “solvente universal” en los círculos científicos, el agua puede, por ejemplo, transportar fácilmente nutrientes y desechos dentro, a través y fuera de los sistemas vivos. Sin embargo, una de las cosas más importantes que el agua es capaz de transportar y que no es una sustancia en absoluto, es el calor. Nuestros vastos océanos absorben y retienen la energía del sol, regulando tanto las temperaturas como el clima en nuestro planeta.

¿Sabían que hay más maneras de beneficiarse de esa habilidad mágica del agua para retener el calor? Una de esas se relaciona directamente con los hogares, mediante la instalación de calefactores solares. Estos consisten en un sistema de energía solar que utiliza la radiación de nuestro astro amigo para calentar el agua de su hogar. Al igual que los sistemas fotovoltaicos, los calefactores solares utilizan paneles para recolectar la energía del sol, aunque claro está, se trata de paneles completamente distintos, ya que contienen un fluido a base de agua que transporta el calor del sol hasta los tanques de almacenamiento para que los usuarios puedan aprovechar el líquido contenido cuando lo necesiten, ya sea para bañarse, lavar, o aumentar la temperatura de las habitaciones.

Sin mezclar los fluidos, el sistema transfiere el calor del sol a su suministro de agua mediante un dispositivo llamado intercambiador de calor. El líquido enfriado regresa a los paneles para acumular más calor, con lo que se obtiene agua caliente libre de emisiones y lista para su uso.

Si bien un calentador solar no reduce directamente el consumo de agua en ciudades donde esta escasea, existen algunas razones por las que este no debe faltar en el hogar. Entre ellas destacan las siguientes:

Luchar contra el cambio climático

Como mencionamos, la calefacción solar se está volviendo tendencia debido a problemas relacionados con la contaminación. El uso de equipos de calefacción de agua representa hasta el 20 por ciento del uso de energía en un hogar típico. Muchos hogares del país usan calefactores basados en gas natural u otros combustibles fósiles. Esto se traduce en la liberación de muchas toneladas de carbono diariamente que entran en la atmósfera. Cambiarse al uso de un calefactor solar resulta una excelente manera de reducir las emisiones de carbono entre otros componentes que propician el efecto invernadero. Si bien no es una medida radical, recurrir a soluciones individuales puede a la larga convertirse en un verdadero remedio contra el cambio climático.

Proteger la calidad del aire

Actualmente son muchas las casas que hacen uso de la electricidad para obtener agua caliente. Como deben saber, una gran parte de la energía eléctrica que alimenta a los hogares de nuestro país proviene de la quema de carbón. Las partículas y otros subproductos de la combustión del carbón contaminan el aire y contribuyen a una serie de efectos negativos para el medio ambiente y la salud. Cuando se usan calefactores solares, los usuarios se convierten en parte de la solución. Cierto es que no puede eliminarse de raíz para mucho la dependencia hacia la electricidad, más si puede reducirse con la implantación de sistemas de calentamiento solar.

Proteger la calidad del agua

El carbono y las partículas no son los únicos subproductos derivados de la quema de combustibles fósiles. Algunos expertos han identificado a las plantas de energía como una de las fuentes principales de mercurio entre otros metales tóxicos que se liberan al medio ambiente cada año. Estas sustancias son una gran amenaza para la salud de nuestros ríos, arroyos y lagos, y también para la salud humana. Los sistemas de calefacción solar son un paso práctico que podemos tomar de manera individual para disminuir la contaminación de nuestras fuentes naturales.

Ahorros mensuales

Como algunos sabrán, un calentador de agua solar puede proporcionar considerables ahorro. Pero, ¿De cuánto ahorro se habla? De hasta el 80 por ciento de las necesidades de agua caliente, incluso en climas templados. Esto se traduce en importantes ahorros en la factura de suministros públicos que llegan mes tras mes. De hecho, un sistema calefactor de este tipo generalmente se paga por sí sólo en cuatro u ocho años, y se puede esperar que dure por 40 años o más. Esto puede entenderse como mucha energía gratuita y considerables ahorros a largo plazo.

Aumento del valor de la vivienda

Por último, los estudios muestran que las casas que cuentan con calefactores solares se venden más rápido y a precios más altos que las que no lo tienen. Por lo tanto, implementar un sistema calefactor solar en su hogar es una notable inversión si piensan vender en algún momento su propiedad.

Como puede verse, se trata de razones de peso por las que deben optar por los sistemas de calefacción solar. Esto no sólo implica beneficios a nivel individual sino también a nivel social y ambiental, por lo que no debe minimizarse las implicaciones que esta tecnología puede tener en el presente y el futuro. Esperamos les haya sido de utilidad esta publicación, en caso de requerir el respaldo de una firma experta en la venta de calefactores solares, no duden en contactar al personal de H2O TEK. Años de experiencia respaldan nuestra labor. Manténganse al tanto de nuestras publicaciones si desean más información sobre nuestros productos y servicios. ¡Gracias por su atención!